PRESENTACIÓN

 
La Federación Española de Asociaciones Provida ofrece un nuevo Congreso a toda la sociedad, facilitando su asistencia o seguimiento desde cualquier punto del mundo.
Desde su formación en 1981 con varias  asociaciones comprometidas en la ayuda a la mujer embarazada en dificultades, compartieron  como objetivo prioritario la divulgación de la cultura de la vida.
Estamos convencidos de la fuerza transformadora de la verdad y del bien puesto en acción. Creemos que el verdadero progreso es el que está al servicio del ser humano, y que la cultura de la vida es coherente y y responde eficazmente a los retos personales y sociales que se presentan.
Por ello hemos preparado este nuevo Congreso con la seguridad de que no dejará a nadie indiferente.
Ponentes de primera,  experiencias asombrosas de amor y  de dolor, de  lucha, de equivocación, de servicio, de  generosidad.  Habrá música, nos acercaremos al apasionante mundo del cine  y compartiremos un par de jornadas que jamás olvidaremos.
Nuestro agradecimiento a todos los que han hecho posible que se haga realidad este congreso, que no son pocos, a tanto sacrificio y generosidad. Y gracias de manera particular a la Universidad San Pablo CEU y a sus instituciones,  la ACdP y el Instituto de Estudios para la familia. Su colaboración y disponibilidad han sido fundamentales para ofrecer el marco y medios necesarios a unos temas tan delicados y determinantes para la vida de tantas  personas y de la sociedad en general.

LEMA Y LOGOS

 

El lema del Congreso es:Todos somos necesarios y tiene un doble sentido que se encuentra reflejado en los logos elaborados para la ocasión.

Por un lado, todos somos necesarios desde el momento de la concepción hasta la muerte natural y en todas las fases de nuestra existencia, porque todo ser humano es único, irrepetible, valioso y necesario.
Por otro lado, todos somos necesarios desde nuestra realidad cotidiana, desde las distintas actividades que desempeñamos. Cada uno en su campo, aportando lo mejor, puede hacerse realidad la cultura de la vida, como si de un engranaje bien coordinado se tratara.